0. ¡Aleluya!

1. Cuando Israel salió de Egipto, la casa de Jacob de un pueblo bárbaro,

2. se hizo Judá su santuario, Israel su dominio.

3. Lo vio la mar y huyó, retrocedió el Jordán,

4. los montes brincaron lo mismo que carneros, las colinas como corderillos.

5. Mar, ¿qué es lo que tienes para huir, y tú, Jordán, para retroceder,

6. montes, para saltar como carneros, colinas, como corderillos?

7. ¡Tiembla, tierra, ante la faz del Dueño, ante la faz del Dios de Jacob,

8. aquel que cambia la peña en un estanque, y el pedernal en una fuente!




Visite nossa livraria



“O temor e a confiança devem dar as mãos e proceder como irmãos. Se nos damos conta de que temos muito temor devemos recorrer à confiança. Se confiamos excessivamente devemos ter um pouco de temor”. São Padre Pio de Pietrelcina