1. De David. Salmo. Quiero cantar el amor y la justicia, para ti, Yahveh, salmodiaré;

2. cursaré el camino de la perfección: ¿cuándo vendrás a mí? Procederé con corazón perfecto, dentro de mi casa;

3. no pondré delante de mis ojos cosa villana. Detesto la conducta de los extraviados, no se me pegará;

4. el corazón perverso está lejos de mí, no conozco al malvado.

5. Al que infama a su prójimo en secreto, a ése le aniquilo; ojo altanero y corazón hinchado no los soporto.

6. Mis ojos, en los fieles de la tierra, por que vivan conmigo; el que anda por el camino de la perfección será mi servidor.

7. No mora dentro de mi casa el agente de engaño; el que dice mentiras no persiste delante de mis ojos.

8. Cada mañana he de aniquilar a todos los impíos del país, para extirpar de la ciudad de Yahveh a todos los agentes de mal.





Como distinguir uma tentação de um pecado e como estar certo de que não se pecou? – perguntou um penitente. Padre Pio sorriu e respondeu: “Como se distingue um burro de um homem? O burro tem de ser conduzido; o homem conduz a si mesmo!” São Padre Pio de Pietrelcina