0. ¡Aleluya!

1. ¡Alabad a Yahveh, todas las naciones, celebradle, pueblos todos!

2. Porque es fuerte su amor hacia nosotros, la verdad de Yahveh dura por siempre.





“O Anjo de Deus não nos abandona jamais.” São Padre Pio de Pietrelcina