1. Salmo De David. En memoria.

2. Yahveh, no me corrijas en tu enojo, en tu furor no me castigues.

3. Pues en mí se han clavado tus saetas, ha caído tu mano sobre mí;

4. nada intacto en mi carne por tu enojo, nada sano en mis huesos debido a mi pecado.

5. Mis culpas sobrepasan mi cabeza, como un peso harto grave para mí;

6. mis llagas son hedor y putridez, debido a mi locura;

7. encorvado, abatido totalmente, sombrío ando todo el día.

8. Están mis lomos túmidos de fiebre, nada hay sano ya en mi carne;

9. entumecido, molido totalmente, me hace rugir la convulsión del corazón.

10. Señor, todo mi anhelo ante tus ojos, mi gemido no se te oculta a ti.

11. Me traquetea el corazón, las fuerzas me abandonan, y la luz misma de mis ojos me falta.

12. Mis amigos y compañeros se partan de mi llaga, mis allegados a distancia se quedan;

13. y tienden lazos los que buscan mi alma, los que traman mi mal hablan de ruina, y todo el día andan urdiendo fraudes.

14. Mas yo como un sordo soy, no oigo, como un mudo que no abre la boca;

15. sí, soy como un hombre que no oye, ni tiene réplica en sus labios.

16. Que en ti, Yahveh, yo espero, tú reponderás, Señor, Dios mío.

17. He dicho: «! No se rían de mí, no me dominen cuando mi pie resbale!».

18. Y ahora ya estoy a punto de caída, mi tormento sin cesar está ante mí.

19. Sí, mi culpa confieso, acongojado estoy por mi pecado.

20. Aumentan mis enemigos sin razón, muchos son los que sin causa me odian,

21. los que me devuelven mal por bien y me acusan cuando yo el bien busco.

22. ¡No me abandones, tú, Yahveh, Dios mío, no estés lejos de mí!

23. Date prisa a auxiliarme, oh Señor, mi salvación!



Livros sugeridos


“Viva sempre sob o olhar do Bom Pastor e você ficara’ imune aos pastos contaminados.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.