aaaaa

1. Al maestro de coro. Maskil de David

2. Cuando el idumeo Doeg vino a anunciar a Saúl: "David ha entrado en casa de Ajimélec".

3. ¿Por qué presumes, bravucón, de tus delitos? El amor de Dios es constante.

4. Pasas el día proyectando crímenes, tu lengua es cuchilla afilada, autor de engaños;

5. prefieres el mal en vez del bien y el engaño en vez de la justicia;

6. prefieres propósitos funestos, oh lengua engañadora.

7. Por eso Dios te aplastará, te destruirá para siempre, te sacará de tu tienda, te extirpará de la tierra de los vivos.

8. Los justos lo verán y temerán, se reirán de él y dirán:

9. "Mirad al bravucón que no hizo de Dios su fortaleza, que cifró su seguridad en sus muchas riquezas y de los delitos hizo su poder".

10. Mas yo, como un olivo verde en la casa de Dios, confío constantemente en la misericordia del Señor.

11. Te estaré eternamente agradecido por todo lo que has hecho, proclamaré las bondades de tu nombre delante de tus fieles.




“Para consolar uma alma na sua dor, mostre-lhe todo o bem que ela ainda pode fazer.” São Padre Pio de Pietrelcina