1. Canto de peregrinación. En mi aflicción invoqué al Señor , y él me respondió.

2. ¡Líbrame, Señor, de los labios mentirosos y de la lengua traicionera.

3. ¿Con qué te castigará el Señor, lengua traicionera?

4. Con flechas afiladas de guerrero y con brasas de retama.

5. ¡Ay de mí, que estoy desterrado en Mésec, y vivo en los campamentos de Quedar!

6. Mucho tiempo he convivido con los que odian la paz.

7. Cuando yo hablo de paz, ellos declaran la guerra.




O sábio elogia a mulher forte dizendo: os seu dedos manejaram o fuso. A roca é o alvo dos seus desejos. Fie, portanto, cada dia um pouco. Puxe fio a fio até a execução e, infalivelmente, você chegará ao fim. Mas não tenha pressa, pois senão você poderá misturar o fio com os nós e embaraçar tudo.” São Padre Pio de Pietrelcina