1. Canten al Señor un canto nuevo, cante al Señor toda la tierra;

2. canten al Señor, bendigan su Nombre, día tras día, proclamen su victoria.

3. Anuncien su gloria entre las naciones, y sus maravillas entre los pueblos.

4. Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses.

5. Los dioses de los pueblos no son más que apariencia, pero el Señor hizo el cielo;

6. en su presencia hay esplendor y majestad, en su Santuario, poder y hermosura.

7. Aclamen al Señor, familias de los pueblos, aclamen la gloria y el poder del Señor;

8. aclamen la gloria del nombre del Señor. Entren en sus atrios trayendo una ofrenda,

9. adoren al Señor al manifestarse su santidad: ¡que toda la tierra tiemble ante él!

10. Digan entre las naciones: "¡El Señor reina! El mundo está firme y no vacilará. El Señor juzgará a los pueblos con rectitud".

11. Alégrese el cielo y exulte la tierra, resuene el mar y todo lo que hay en él;

12. regocíjese el campo con todos sus frutos, griten de gozo los árboles del bosque.

13. Griten de gozo delante del Señor, porque él viene a gobernar la tierra: él gobernará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad.




Livros sugeridos



“Menosprezai vossas tentações e não vos demoreis nelas. Imaginai estar na presença de Jesus. O crucificado se lança em vossos braços e mora no vosso coração. Beijai-Lhe a chaga do lado, dizendo: ‘Aqui está minha esperança; a fonte viva da minha felicidade. Seguro-vos, ó Jesus, e não me aparto de vós, até que me tenhais posto a salvo’”. São Padre Pio de Pietrelcina