1. ¡Aleluya! Doy gracias al Señor de todo corazón en la reunión de los hombres justos y en la asamblea general.

2. Grandes son las obras del Señor, dignas de estudio para los que las aman.

3. Su obra resplandece de esplendor y su justicia permanece para siempre.

4. Él ha hecho memorables sus milagros, el Señor es misericordioso y lleno de ternura.

5. Él da de comer a sus leales y recuerda siempre su alianza.

6. Manifiesta a su pueblo el poder de sus obras, dándole la heredad de las naciones.

7. Verdad y justicia son las obras de sus manos, todos sus preceptos son estables,

8. inmutables por los siglos de los siglos, fundados en el derecho y la verdad.

9. Envió a su pueblo la liberación y estableció para siempre la alianza: santo es su nombre y venerable.

10. El temor del Señor es el principio de la sabiduría, los que la practican son gente lista: su alabanza permanece eternamente.



Livros sugeridos


“O trabalho é tão sagrado como a oração”. São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.