1. ¡Aleluya! Yo amo al Señor porque escucha el grito de mi súplica,

2. porque me presta oído siempre que lo invoco.

3. Me cercaron los lazos de la muerte, me sorprendieron las redes del abismo, me hundí en la angustia y la tristeza;

4. pero invoqué el nombre del Señor: "Anda, Señor, sálvame la vida".

5. El Señor es justo y compasivo, nuestro Dios está lleno de ternura;

6. el Señor protege a los humildes; yo estaba desvalido y me salvó.

7. Alma mía, recobra ya la calma, pues el Señor te ha protegido;

8. me ha librado de la muerte, mis ojos de las lágrimas, mis pies de la caída.

9. Caminaré en presencia del Señor en la tierra de los vivos.

10. Nunca pierdo la fe, aun cuando digo: "Yo soy un desgraciado".

11. En mi perturbación llegué a decir: "Todos los hombres son unos mentirosos".

12. ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?

13. Alzaré la copa de la victoria e invocaré el nombre del Señor;

14. cumpliré mis promesas al Señor en presencia de todo el pueblo.

15. Al Señor le cuesta mucho ver morir a sus amigos.

16. Sí, Señor, yo soy tu siervo, tu siervo, el hijo de tu esclava: tú rompiste mis cadenas.

17. Te ofreceré sacrificios en acción de gracias e invocaré tu nombre, Señor;

18. cumpliré mis promesas al Señor en presencia de todo su pueblo,

19. en los atrios de la casa del Señor, en medio de ti, Jerusalén.



Livros sugeridos


“Quando ofendemos a justiça de Deus, apelamos à Sua misericórdia. Mas se ofendemos a Sua misericórdia, a quem podemos apelar? Ofender o Pai que nos ama e insultar quem nos auxilia é um pecado pelo qual seremos severamente julgados.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.