aaaaa

1. Del maestro de coro. Salmo de David

2. Señor, el rey se regocija de tu fuerza, tu victoria lo colma de alegría.

3. Todo lo que te pidió le concediste; no le negaste lo que sus labios te pedían.

4. Le saliste al encuentro con faustas bendiciones, le coronaste con corona de oro puro.

5. Te pidió vida y tú se la concediste, una vida larga, una vida sin fin.

6. Por tu victoria, grande es su fama, lo rodeas de honor y majestad.

7. Le das una continua bendición, lo colmas de alegría en tu presencia.

8. Sí, el rey confía en el Señor, por la gracia del altísimo es inquebrantable.

9. Tu mano alcanzará a tus enemigos, tu derecha caerá sobre los que te odian.

10. Los convertirás en un horno encendido el día que aparezcas, el Señor los tragará en su ira y el fuego los devorará.

11. Borrarás su descendencia de la tierra, su posteridad de en medio de los hombres.

12. Si quieren hacerte daño, si urden intrigas, no podrán hacer nada;

13. tú les harás volver la espalda en cuanto vean que les apuntas con el arco.

14. Levántate, Señor, con tu poder; nosotros cantamos, celebramos tu triunfo.




“Mesmo a menor transgressão às leis de Deus será levada em conta.” São Padre Pio de Pietrelcina