1. ¡Aleluya! Alaba, alma mía, al Señor.

2. Alabaré al Señor mientras viva, cantaré himnos al Señor mientras exista.

3. No confiéis en los príncipes, ni en los humanos incapaces de salvar:

4. exhalan el aliento y retornan al polvo, y ese día se malogran todos sus proyectos.

5. Dichoso el que tiene su ayuda en el Dios de Jacob, y su esperanza en el Señor, su Dios,

6. que hizo los cielos y la tierra, el mar y todo lo que contienen; que guarda lealtad eternamente;

7. que hace justicia a los oprimidos y da pan a los hambrientos. El Señor da la libertad a los presos,

8. el Señor da la vista a los ciegos, el Señor endereza a los que están doblados, el Señor ama a los que practican la justicia,

9. el Señor protege a los emigrantes, sostiene a las viudas y a los huérfanos y tuerce el camino de los malhechores.

10. El Señor reinará eternamente; él es tu Dios, Sión, por todas las edades.



Livros sugeridos


“Se precisamos ter paciência para suportar os defeitos dos outros, quanto mais ainda precisamos para tolerar nossos próprios defeitos!” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.