1. Del maestro de coro. Para instrumentos de cuerda. De David.

2. ¡Dios mío, escucha mi clamor, atiende a mi plegaria!

3. Yo te invoco desde los confines de la tierra, mientras mi corazón desfallece. Condúceme a una roca inaccesible,

4. porque tú eres para mí un refugio y una fortaleza frente al enemigo.

5. ¡Que yo sea siempre un huésped en tu Carpa y pueda refugiarme al amparo de tus alas!

6. Porque tú, Dios mío, tienes en cuenta mis votos y me das la herencia de los que temen tu Nombre.

7. Añade días a los días del rey: que duren sus años por muchas generaciones;

8. que reine para siempre en la presencia del Señor, que la Gracia y la Fidelidad lo protejan.

9. Así cantaré a tu Nombre eternamente y días tras día cumpliré mis votos.



Livros sugeridos


“Quando o dia seguinte chegar, ele também será chamado de hoje e, então, você pensará nele. Tenha sempre muita confiança na Divina Providência.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.