2. Te damos gracias, oh Dios, te damos gracias, cuenten tus prodigios los que invocan tu nombre.

3. "Déjenme fijar la fecha y yo haré el juicio, yo impondré la justicia."

4. Se derrumba la tierra con sus habitantes, mas yo soy quien afianzó sus columnas.

5. Digo a los arrogantes: "¡Ya basta de violencias!" y a los incrédulos: "No alcen los cuernos,

6. no levanten tanto su cornamenta ni lancen desafíos contra la Roca".

7. Pues, he aquí que viene, no del oriente ni del occidente, ni del desierto ni de las montañas,

8. pero sí viene Dios, que es el juez, para humillar a unos, y ensalzar a otros.

9. En su mano el Señor tiene la copa de vino espumante y embriagador. La escancia, y la vacian hasta la borra al beberla todos los malos de la tierra.

10. Yo podría alargarme, no terminaría, cantaré salmos al Dios de Jacob:

11. aserruchará los cuernos de los malvados, y se alzarán los cuernos de los justos.





“Menosprezai vossas tentações e não vos demoreis nelas. Imaginai estar na presença de Jesus. O crucificado se lança em vossos braços e mora no vosso coração. Beijai-Lhe a chaga do lado, dizendo: ‘Aqui está minha esperança; a fonte viva da minha felicidade. Seguro-vos, ó Jesus, e não me aparto de vós, até que me tenhais posto a salvo’”. São Padre Pio de Pietrelcina