1. De no estar el Señor en favor nuestro, que lo diga Israel,

2. de no estar el Señor en favor nuestro, cuando el mundo se tiró contra nosotros,

3. nos habrían devorado vivos en el fuego de su cólera.

4. Entonces las aguas nos habrían arrollado y el torrente, pasado por encima,

5. entonces habrían pasado sobre nuestra alma las aguas impetuosas.

6. Bendito sea el Señor que no nos dio por presa de sus dientes.

7. Nuestra alma como pájaro escapó de la red que puso el cazador. La malla se rompió y nosotros escapamos.

8. Nuestro auxilio está en el Nombre del Señor, que hizo el cielo y la tierra.




Livros sugeridos



“Todas as graças que pedimos no nome de Jesus são concedidas pelo Pai eterno.” São Padre Pio de Pietrelcina