1. Cuando Israel salió de Egipto, la casa de Jacob, de un pueblo bárbaro,

2. Judá pasó a ser su santuario, Israel se convirtió en su dominio.

3. El mar lo vio y huyó, el Jordán debió retroceder,

4. las montañas saltaron como carneros y como corderos, las colinas.

5. ¿Qué te pasa, mar, que huyes, y tú, Jordán, por qué retrocedes?

6. Montañas, por qué saltan como carneros y ustedes, colinas, como corderos?

7. Tiembla, tierra, en presencia del Señor, en presencia del Dios de Jacob, del que cambia la roca en manantial, y la piedra, en fontana.





“Reze pelos infiéis, pelos fervorosos, pelo Papa e por todas as necessidades espirituais e temporais da Santa Igreja, nossa terna mãe. E faça uma oração especial por todos os que trabalham para a salvação das almas e para a glória do nosso Pai celeste.” São Padre Pio de Pietrelcina