3. Su nombre alaben en medio de danzas, el arpa y el tambor toquen para él.





“É preciso amar, amar e nada mais”. São Padre Pio de Pietrelcina