1. ¡Aleluya! Canten al Señor un canto nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;

2. que Israel se alegre por su Creador y los hijos de Sión se regocijen por su Rey.

3. Celebren su Nombre con danzas, cántenle con el tambor y la cítara,

4. porque el Señor tiene predilección por su pueblo y corona con el triunfo a los humildes.

5. Que los fieles se alegren por su gloria y canten jubilosos en sus fiestas.

6. Glorifiquen a Dios con sus gargantas y empuñen la espada de dos filos:

7. para tomar venganza de los pueblos y castigar a las naciones;

8. para atar con cadenas a sus reyes, y con grillos de hierro a sus jefes.

9. Así se les aplicará la sentencia dictada: esta es la victoria de todos tus fieles. ¡Aleluya!




“Quanto maiores forem os dons, maior deve ser sua humildade, lembrando de que tudo lhe foi dado como empréstimo.”(Pe Pio) São Padre Pio de Pietrelcina