56. Por lo menos esto me quedará, haber guardado tus ordenanzas.





“A mansidão reprime a ira.” São Padre Pio de Pietrelcina