1. Señor, ¿quién entrará bajo tu tienda y habitará en tu montaña santa?

2. El que es irreprochable y actúa con justicia, el que dice la verdad de corazón y no forja calumnias;

3. el que no daña a su hermano ni al prójimo molesta con agravios;

4. el que menosprecia al criminal, pero honra a los que temen al Señor;

5. y si bien al jurar se perjudicó, no se retracta de lo que ha dicho; el que no presta dinero a interés ni acepta sobornos para perjudicar al inocente. Quien obra así jamás vacilará.





“Se precisamos ter paciência para suportar os defeitos dos outros, quanto mais ainda precisamos para tolerar nossos próprios defeitos!” São Padre Pio de Pietrelcina