12. El año tercero, el año del diezmo, cuando hayas terminado de separar la décima parte de todos tus frutos y se los hayas dado al levita, al emigrante, a la viuda, al huérfano, para que puedan comer en tus ciudades todo lo que quieran,




Livraria Católica

Conheça esses e outros livros em nossa livraria.



“O trabalho é tão sagrado como a oração”. São Padre Pio de Pietrelcina