1. Canción de las subidas Dichosos los que temen al Señor y siguen sus caminos.

2. Comerás del trabajo de tus manos, serás feliz y todo te irá bien.

3. Tu esposa será como parra fecunda en la intimidad de tu casa; tus hijos, como brotes de olivo en torno a tu mesa.

4. Así es bendecido el hombre que teme al Señor.

5. Que el Señor te bendiga desde Sión para que veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida

6. y a los hijos de tus hijos. ¡Paz a Israel!





“Imitemos o coração de Jesus, especialmente na dor, e assim nos conformaremos cada vez mais e mais com este coração divino para que, um dia, lá em cima no Céu, também nós possamos glorificar o Pai celeste ao lado daquele que tanto sofreu”. São Padre Pio de Pietrelcina