1. Salmo de David Palabra del Señor a mi Señor: "Siéntate a mi derecha, hasta que haga de tus enemigos estrado de tus pies".

2. El Señor extenderá desde Sión el poder de tu cetro: domina sobre tus enemigos.

3. Contigo el poderío el día de tu nacimiento; en las montañas santas, como el rocío, te he engendrado en el seno de la aurora.

4. El Señor lo ha jurado y no se vuelve atrás: "Tú eres sacerdote para siempre a la manera de Melquisedec".

5. El Señor está a tu derecha, aplastará a los reyes el día de su cólera;

6. juzga a las naciones, amontona cadáveres y tritura cabezas en el mundo entero.

7. En el camino beberá del torrente, por eso levantará su cabeza.





“Cuide de estar sempre em estado de graça.” São Padre Pio de Pietrelcina