10. Hijas de reyes hay entre tus elegidas; a tu derecha, una reina adornada con el oro más fino.





“A cada vitória sobre o pecado corresponde um grau de glória eterna”. São Padre Pio de Pietrelcina