1. Mensaje de Amós, uno de los pastores de Técoa. Visión que tuvo acerca de Israel en los días de Ozías, rey de Judá, y en los días de Jeroboán, hijo de Joás, rey de Israel, dos años antes del terremoto.

2. Dijo: El Señor ruge desde Sión y hace oír su voz desde Jerusalén; los pastizales de los pastores están de luto y la cumbre del Carmelo se seca.

3. Esto dice el Señor: Por tres crímenes de Damasco y por cuatro no le perdonaré; por haber aplastado a Galaad con trillos de hierro

4. prenderé fuego a la casa de Jazael y devorará los palacios de Ben Hadad;

5. romperé el cerrojo de Damasco, exterminaré al que se sienta en el trono de Bicat Aven y al que tiene el cetro de Bet Edén, y el pueblo asirio será desterrado a Quir, dice el Señor.

6. Esto dice el Señor: Por tres crímenes de Gaza y por cuatro no le perdonaré; por haber llevado cautiva a la población entera para venderla a Edón,

7. prenderé fuego a los muros de Gaza, y devorará sus palacios;

8. exterminaré al que se sienta en el trono de Asdod y al que tiene el cetro de Ascalón; volveré mi mano contra Ecrón, y el resto de los filisteos perecerá, dice el Señor.

9. Esto dice el Señor: Por tres crímenes de Tiro y por cuatro no le perdonaré; por haber vendido la población entera cautiva a Edón sin respetar el pacto entre hermanos,

10. prenderé fuego a los muros de Tiro y devorará sus palacios.

11. Esto dice el Señor: Por tres crímenes de Edón y por cuatro no le perdonaré; por haber perseguido a espada a su hermano y haber olvidado la misericordia; por haberse ensañado en su ira y haber guardado hasta el fin su rencor,

12. prenderé fuego a Temán y devorará los palacios de Bosra.

13. Esto dice el Señor: Por tres crímenes de los amonitas y por cuatro no le perdonaré; por haber abierto en canal a las mujeres encinta de Galaad para dilatar sus fronteras,

14. prenderé fuego a los muros de Rabbá y devorará sus palacios entre el clamor de un día de batalla y el torbellino de un día de huracán.

15. Su rey marchará al destierro, y con él sus príncipes, dice el Señor.




“Quanto maiores forem os dons, maior deve ser sua humildade, lembrando de que tudo lhe foi dado como empréstimo.”(Pe Pio) São Padre Pio de Pietrelcina