1. Canción de las subidas. Hacia Yahveh, cuando en angustias me encontraba, clamé, y él me respondió.

2. ¡Yahveh, libra mi alma del labio mentiroso, de la lengua tramposa!

3. ¿Qué te dará y qué te añadirá, lengua tramposa?

4. ¡Flechas de guerrero afiladas con brasas de retama!

5. ¡Qué desgracia para mí vivir en Mések, morar en las tiendas de Quedar!

6. Harto ha vivido ya mi alma con los que odian la paz.

7. Que si yo hablo de paz, ellos prefieren guerra.





“Resigna-te a ser neste momento uma pequena abelha. E enquanto esperas ser uma grande abelha, ágil, hábil, capaz de fabricar bom mel, humilha-te com muito amor perante Deus e os homens, pois Deus fala aos que se mantêm diante dele humildemente”. São Padre Pio de Pietrelcina