13. Después recogieron sus huesos, los sepultaron bajo el Tamarisco de Iabés, y ayunaron siete días.




Visite nossa livraria



“Apóie-se, como faz Nossa Senhora, à cruz de Jesus e nunca lhe faltará conforto”. São Padre Pio de Pietrelcina