aaaaa

19. Pero tuviste debilidad por las mujeres y dejaste que dominaran tu cuerpo.




“De que vale perder-se em vãos temores?” São Padre Pio de Pietrelcina