12. Después de él surgió un hijo lleno de saber que, gracias a David, vivió desahogadamente.




Livros sugeridos



“O mais belo Credo é o que se pronuncia no escuro, no sacrifício, com esforço”. São Padre Pio de Pietrelcina