1. También yo, en el año primero de Darío, el medo, estaba junto a él para animarlo y ayudarlo.

2. Ahora pues, te anunciaré la verdad. Mira, todavía habrá tres reyes en Persia. El cuarto superará en riqueza a todos los precedentes y, en cuanto se haya hecho poderoso por sus riquezas, lanzará todas sus fuerzas contra el rey de Grecia.

3. Surgirá entonces un rey fuerte, que impondrá su gran dominio y hará todo lo que quiera.

4. Una vez afirmado su imperio será destrozado y dividido a los cuatro vientos del cielo. No pasará a sus hijos, ni tendrá el mismo poder; su reino será exterminado y pasará a otros, excluidos sus descendientes.

5. Se hará poderoso el rey del sur, pero uno de sus capitanes se hará más fuerte que él y alcanzará el poder, creándose un enorme imperio.

6. Al cabo de algunos años harán un pacto, y la hija del rey del sur se presentará al rey del norte para ejecutar los convenios; pero llegará a faltarle el apoyo de su padre y no subsistirá su descendencia; será entregada a la muerte ella y las personas de su séquito, con su padre y quien la sostenía.

7. En su lugar surgirá un vástago de sus raíces, que marchará contra el ejército del rey del norte, invadirá su fortaleza y le tratará como vencedor.

8. Llevará a Egipto como botín a sus dioses, sus simulacros y sus vasos preciosos de plata y oro, y durante algunos años prevalecerá sobre el rey del norte.

9. Éste marchará contra el rey del sur, pero tendrá que retroceder a su país.

10. Sus hijos se armarán y reunirán un gran ejército, que, irrumpiendo como un río, inundará, pasará y luego se concentrará de nuevo para asaltar su fortaleza.

11. Entonces el rey del sur, irritado, saldrá y combatirá contra él, contra el rey del norte, el cual movilizará un gran ejército, pero este ejército caerá en manos de aquél.

12. Después de aniquilar a este ejército, el rey del sur se inflará de soberbia, aplastará aún a millares de hombres, pero no durará su fuerza.

13. El rey del norte movilizará de nuevo una multitud más numerosa que la anterior y, al cabo de algunos años, irrumpirá con un gran ejército y con gran aparato.

14. Por entonces se levantarán muchos contra el rey del sur, y algunos hombres violentos de tu pueblo se sublevarán para que se cumpla la visión, pero caerán.

15. El rey del norte llegará, levantará un terraplén de asedio y tomará la ciudad muy fortificada; las fuerzas del sur no resistirán, ni siquiera los más valientes del pueblo; nada podrá resistir.

16. Aquel que llega contra el rey del sur actuará a placer sin que haya quien pueda hacerle frente; se establecerá en la tierra santa llevando en su mano la destrucción.

17. Concebirá el proyecto de apoderarse de todo el reino del sur; a tal fin, hará un pacto con él y le dará su propia hija como esposa para preparar su propia ruina; pero el proyecto no se logrará y no le saldrá bien.

18. Entonces pondrá sus ojos en las ciudades marítimas y conquistará un buen número de ellas, pero un capitán pondrá fin a su prepotencia y le hará pagar cara su afrenta.

19. Aún se volverá contra las fortalezas de su propio país; pero chocará, caerá y no se lo encontrará más.

20. En su lugar surgirá otro, que enviará un exactor en el esplendor del reino; pero a los pocos días será destrozado, aunque no públicamente ni en guerra.

21. Surgirá al fin en lugar de éste un hombre despreciable, a quien no se conferirá la dignidad real, sino que se introducirá mediante la astucia y se apoderará del reino a fuerza de intrigas.

22. Las fuerzas enemigas serán completamente derrotadas por él y aniquiladas, así como un jefe del pacto.

23. Actuará con perfidia aun contra quien se ha aliado con él, y se irá haciendo fuerte, aunque con poca gente.

24. Invadirá de improviso las provincias más ricas y hará lo que ni sus padres ni los padres de sus padres hicieron. Distribuirá entre sus amigos presa, botín y riquezas, y urdirá sus tramas contra las fortalezas, aunque sólo hasta cierto tiempo.

25. Reafirmará sus fuerzas y su corazón, marchando contra el rey del sur con un gran ejército. El rey del sur se aprestará a la guerra con un ejército muy grande y muy poderoso, pero no podrá resistirle, pues se tramarán contra él conspiraciones.

26. Sus mismos comensales lo hundirán, su ejército se desbandará y muchos caerán muertos a espada.

27. En cuanto a los dos reyes, su corazón no pensará más que en hacerse daño y, aun sentados a la misma mesa, se dirán mentiras. Pero nada lograrán, pues falta tiempo aún para el momento fijado.

28. El rey del norte volverá a su país con muchas riquezas, urdiendo planes contra el pacto santo; los llevará a cabo, y luego regresará a su país.

29. A su tiempo volverá a intentar la empresa contra el sur; pero esta segunda vez las cosas no saldrán como la primera.

30. Vendrán contra él las naves de Chipre y tendrá que desistir de su propósito; pero desahogará su furor contra el pacto santo, tomará medidas hostiles y, volviendo, se entenderá con los desertores del pacto santo.

31. Mandará parte de sus fuerzas a profanar el santuario y la fortaleza; pondrán fin al sacrificio perpetuo, y en su lugar establecerán el sacrificio horrible.

32. Corromperá con halagos a los violadores del pacto, pero aquellos que conocen a su Dios se mantendrán firmes y actuarán.

33. Los maestros del pueblo instruirán a muchos, pero caerán a espada o serán quemados o deportados o despojados de sus bienes durante algún tiempo.

34. Y cuando caigan, pocos vendrán en su ayuda, porque los más les brindarán una traidora compañía.

35. También caerán algunos maestros, a fin de acrisolar, purificar y blanquear a los otros hasta el tiempo fijado, porque aún falta para el tiempo fijado.

36. Este rey actuará a placer; se hará orgulloso hasta engreírse por encima de toda divinidad; dirá cosas monstruosas contra el Dios de los dioses y prosperará hasta que se haya agotado la cólera, porque lo que está decidido se cumplirá.

37. No hará caso del dios de sus padres, ni del dios favorito de las mujeres, ni de ningún otro dios, porque se creerá superior a todos ellos.

38. En su lugar venerará al dios de las fortalezas; honrará con oro, plata, piedras preciosas y joyas a un dios a quien sus padres no conocieron.

39. Y con la ayuda de este dios extraño construirá fortalezas; a los que le reconozcan los colmará de honores, les dará el mando de muchos y repartirá entre ellos el país como recompensa.

40. Al final se enfrentará a él el rey del sur; pero el rey del norte se levantará contra él con sus carros y jinetes y con numerosas naves, entrará en su país, lo invadirá y lo atravesará.

41. Después vendrá a la tierra santa, donde caerán muchísimos, pero se escaparán de sus manos los siguientes países: Edón, Moab y la parte principal de Amón.

42. Extenderá su mano a otros países, y ni siquiera Egipto escapará libre:

43. se apoderará de los tesoros de oro y plata y de todos los objetos preciosos de Egipto, mientras los libios y los etíopes caerán a sus pies.

44. Pero noticias venidas del oriente y del norte le turbarán. Partirá entonces con gran furor, dispuesto a destruir y exterminar a muchos.

45. Plantará las tiendas reales entre el mar y los montes de la tierra santa. Pero entonces llegará a su fin y nadie vendrá a socorrerlo.



Livros sugeridos


“A mansidão reprime a ira.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.