1. Aquel día dirás: Yo te doy gracias, Señor, porque estabas irritado contra mí, pero tu cólera ha amainado y me has consolado.

2. Dios es mi salvador; confío en él, no temo, porque mi fuerza y mi júbilo es el Señor; él es mi salvación.

3. Sacaréis agua con alegría de la fuente de la salvación.

4. Y diréis aquel día: Dad gracias al Señor, invocad su nombre, proclamad sus proezas entre las naciones, repetid que su nombre es sublime.

5. Cantad al Señor, porque ha hecho maravillas; toda la tierra lo conozca.

6. Exulta, grita de júbilo, habitante de Sión, pues grande es en ti el Santo de Israel.




Livraria Católica

Conheça esses e outros livros em nossa livraria.




“Combata vigorosamente, se está interessado em obter o prêmio destinado às almas fortes.” São Padre Pio de Pietrelcina