7. Las palabras del Señor son palabras seguras, son como plata pura siete veces purificada en el crisol.





“Comunguemos com santo temor e com grande amor.” São Padre Pio de Pietrelcina