13. Y atardeció y amaneció: fue el día Tercero.





“Quem te agita e te atormenta é o demônio.Quem te consola é Deus”! São Padre Pio de Pietrelcina