aaaaa

1. ¡Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni en la senda de los pecadores se detiene, ni en el banco de los burlones se sienta,

2. mas se complace en la ley de Yahveh, su ley susurra día y noche!

3. Es como un árbol plantado junto a corrientes de agua, que da a su tiempo el fruto, y jamás se amustia su follaje; todo lo que hace sale bien.

4. ¡No así los impíos, no así! Que ellos son como paja que se lleva el viento.

5. Por eso, no resistirán en el Juicio los impíos, ni los pecadores en la comunidad de los justos.

6. Porque Yahveh conoce el camino de los justos, pero el camino de los impíos se pierde.



Livros sugeridos

Padre Pio – Os Milagres Desconhecidos Do Santo Dos Estigmas
Comentários Aos Salmos. 1-50
Obras Completas de Teresa de Lisieux
Riquezas da Igreja

“Você deve ter sempre prudência e amor. A prudência tem olhos; o amor tem pernas. O amor, como tem pernas, gostaria de correr a Deus. Mas seu impulso de deslanchar na direção dEle é cego e, algumas vezes, pode tropeçar se não for guiado pela prudência, que tem olhos.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Recibe noticias, artículos y noticias de este portal.