1. ¡Aleluya! Canten al Señor un canto nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;

2. que Israel se alegre por su Creador y los hijos de Sión se regocijen por su Rey.

3. Celebren su Nombre con danzas, cántenle con el tambor y la cítara,

4. porque el Señor tiene predilección por su pueblo y corona con el triunfo a los humildes.

5. Que los fieles se alegren por su gloria y canten jubilosos en sus fiestas.

6. Glorifiquen a Dios con sus gargantas y empuñen la espada de dos filos:

7. para tomar venganza de los pueblos y castigar a las naciones;

8. para atar con cadenas a sus reyes, y con grillos de hierro a sus jefes.

9. Así se les aplicará la sentencia dictada: esta es la victoria de todos tus fieles. ¡Aleluya!





“Amar significa dar aos outros – especialmente a quem precisa e a quem sofre – o que de melhor temos em nós mesmos e de nós mesmos; e de dá-lo sorridentes e felizes, renunciando ao nosso egoísmo, à nossa alegria, ao nosso prazer e ao nosso orgulho”. São Padre Pio de Pietrelcina