5. Mis culpas llegan más arriba de mi cabeza, pesan sobre mí más que un fardo pesado.





“Agradeça sempre ao Pai eterno por sua infinita misericórdia”. São Padre Pio de Pietrelcina