3. Oh Dios, por tu Nombre sálvame; por tu poder hazme justicia.

4. Oh Dios, escucha mi plegaria, escucha las palabras de mi boca,

5. pues se alzan contra mí los arrogantes y buscan mi muerte los violentos, hombres para los cuales Dios no cuenta..

6. Pero a mí Dios me ayuda, entre los que me apoyan está el Señor.

7. Que el mal recaiga sobre los que me espían; destrúyelos, Señor, pues tú eres fiel.

8. Te ofreceré de buena gana un sacrificio, y alabaré tu nombre, porque es bueno,

9. pues me has sacado de cualquier angustia y he visto humillado a mis enemigos.





“Para que se preocupar com o caminho pelo qual Jesus quer que você chegue à pátria celeste – pelo deserto ou pelo campo – quando tanto por um como por outro se chegará da mesma forma à beatitude eterna?” São Padre Pio de Pietrelcina