36. a traer cada año al templo del Señor las primicias de nuestras cosechas y de los frutos de todos los árboles,




“Como é belo esperar!” São Padre Pio de Pietrelcina