7. cuando la tierra se abrió a sus pies, sus huesos tapizaron la entrada del infierno.





“Nunca se canse de rezar e de ensinar a rezar.” São Padre Pio de Pietrelcina