1. La ciudad que fundó en los montes santos,

2. las puertas de Sión, ama el Señor más que todas las moradas de Jacob.

3. De ti se dicen cosas admirables, ciudad de Dios.

4. Hablamos entre amigos de Egipto y Babilonia, luego, de Tiro, Filistea y Etiopía: tal y cual han nacido aquí o allá.

5. Mas de Sión se dirá: "Es la madre, porque en ella todos han nacido y quien la fundó es el Altísimo".

6. El Señor inscribe a los pueblos en el registro: "Este en ella nació, éste también".

7. Mientras tanto en ti todos se alegran con cantos y con bailes.





“Você deve ter sempre prudência e amor. A prudência tem olhos; o amor tem pernas. O amor, como tem pernas, gostaria de correr a Deus. Mas seu impulso de deslanchar na direção dEle é cego e, algumas vezes, pode tropeçar se não for guiado pela prudência, que tem olhos.” São Padre Pio de Pietrelcina