1. Dijo en su corazón el insensato: "¡Mentira, Dios no existe!" Son gente pervertida que hacen cosas infames; ya no hay quien haga el bien.

2. Se inclina Dios desde el cielo, mira a los hijos de Adán, ¿habrá alguno que valga, siquiera uno que busque al Señor?

3. Todos están descarriados, y juntos se han corrompido. No queda ni un hombre honrado ni uno de muestra siquiera.

4. ¿No comprenderán esos malhechores que, cuando comen, se comen a mi pueblo ¡No le han pedido a Dios la bendición!

5. Pero mira: ¡cómo se asustan de repente: Dios estaba entre los justos!

6. Ustedes frustraban la esperanza del pobre, pero es Dios su refugio.

7. ¿Quién traerá de Sión la salvación de Israel? Cuando a su pueblo Dios traiga de vuelta, habrá alegría en Jacob, Israel será colmado.





“Todas as graças que pedimos no nome de Jesus são concedidas pelo Pai eterno.” São Padre Pio de Pietrelcina