25. También Meribaal, hijo de Saúl, bajó al encuentro del rey. No se había cuidado los pies, ni arreglado el bigote, ni hecho lavar la ropa, desde el día en que el rey partió de Jerusalén hasta que volvió sano y salvo.




Livraria Católica

Conheça esses e outros livros em nossa livraria.




“Mesmo a menor transgressão às leis de Deus será levada em conta.” São Padre Pio de Pietrelcina