1. Cuando Samuel se hizo viejo, constituyó jueces en Israel a sus hijos.

2. Su hijo mayor se llamaba Joel, y el menor, Abías. Eran jueces en Berseba.

3. Pero sus hijos no siguieron sus caminos; se volvieron ambiciosos, se dejaban sobornar y dictaban sentencias injustas.

4. Por eso se reunieron todos los ancianos de Israel, fueron a Ramá a ver a Samuel,

5. y le dijeron: "Tú eres ya viejo, y tus hijos no siguen tus caminos. Danos un rey para que nos gobierne, como tienen todas las naciones".

6. A Samuel le desagradó que le dijesen: "Danos un rey para que nos gobierne", y se puso a invocar al Señor.

7. Pero el Señor dijo a Samuel: "Obedece la voz del pueblo en todo lo que te diga, porque no te han rechazado a ti, sino a mí, para que no reine sobre ellos.

8. Así se han portado conmigo desde el día que los saqué de Egipto hasta hoy, abandonándome para servir a dioses extranjeros, y así se portan ahora contigo.

9. Atiende su petición; pero adviérteles bien y hazles saber los derechos del rey que van a tener".

10. Samuel transmitió al pueblo que le pedía un rey las palabras del Señor.

11. Les dijo: "Éstos son los derechos del rey que va a reinar sobre vosotros: tomará a vuestros hijos, se servirá de ellos para sus carros y sus caballos y los hará correr ante su carro.

12. Los empleará como jefes de mil, de ciento y de cincuenta; los hará trabajar sus campos, segar sus mieses, fabricar sus armas de guerra y el atalaje de sus carros.

13. Tomará a vuestras hijas para perfumeras, cocineras y panaderas.

14. Se apoderará de vuestros mejores campos, de vuestras viñas y de vuestros olivares y se los dará a sus oficiales.

15. Os cobrará los diezmos de vuestras mieses y de vuestras viñas para dárselos a sus eunucos y oficiales.

16. Se adueñará de vuestros criados y criadas, de vuestros mejores bueyes y asnos para emplearlos en su servicio.

17. Os exigirá el diezmo de vuestros rebaños, y vosotros mismos seréis sus esclavos.

18. Entonces gritaréis contra el rey que vosotros mismos habéis elegido, pero el Señor no os atenderá".

19. Pero el pueblo no quiso escuchar a Samuel, y dijo: "No; queremos un rey,

20. y así seremos como todas las naciones; nuestro rey nos juzgará, marchará a nuestra cabeza y combatirá nuestros combates".

21. Samuel oyó todas las palabras del pueblo y se las transmitió al Señor,

22. y el Señor le dijo: "Atiende su petición y pon un rey sobre ellos". Entonces Samuel dijo a los israelitas: "Id cada uno a vuestra ciudad".



Livros sugeridos


“Deus quer que as suas misérias sejam o trono da Sua misericórdia.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.