Talált 575 Eredmények: país

  • Ellos pastorearán a Asiria con la espada y el país de Nemrod con el acero. Ellos nos librarán del asirio cuando invada nuestra tierra y ponga el pie en nuestro suelo. (Miqueas 5, 5)

  • arrasaré las ciudades de tu país y destruiré todas tus fortalezas; (Miqueas 5, 10)

  • La lealtad ha desaparecido del país, no queda un hombre justo. Todos acechan para verter sangre; el hermano a su hermano para ponerle trampas. (Miqueas 7, 2)

  • Ése es tu ejército: como mujeres en medio de ti; las puertas de tu país se abren francas ante el enemigo, el fuego devora tus cerrojos. (Nahún 3, 13)

  • Porque has saqueado a muchos pueblos, los que queden de esos pueblos te saquearán a ti, por la sangre humana derramada y la violencia hecha al país, a la ciudad y a todos sus habitantes. (Habacuc 2, 8)

  • Pues la violencia hecha en el Líbano te cubrirá y las matanzas de los animales te aterrarán por la sangre humana derramada y la violencia hecha al país, a la ciudad y a todos sus habitantes. (Habacuc 2, 17)

  • El Señor será terrible contra ellos. Aniquilará a todos los dioses de la tierra; se prosternarán ante él, cada uno en su país, todas las islas de las naciones. (Sofonías 2, 11)

  • Esto dice el Señor omnipotente: "Libraré a mi pueblo del país de oriente y del país de occidente; (Zacarías 8, 7)

  • La palabra del Señor ha pasado por el país de Jadrac y se ha parado en Damasco, pues al Señor pertenecen las ciudades de Siria, así como todas las tribus de Israel. (Zacarías 9, 1)

  • Porque voy a poner en este país a un pastor insensato, que no se preocupará de la oveja perdida, ni buscará la que anda descarriada, ni curará a la herida, ni alimentará a las sanas; sino que comerá la carne de las más gordas y no dejará ni las pezuñas. (Zacarías 11, 16)

  • Se hará duelo en todo el país, familia por familia; la familia de la casa de David por sí, y sus mujeres aparte; la familia de la casa de Natán por sí, y sus mujeres aparte; (Zacarías 12, 12)

  • Entonces en todo el país -palabra del Señor- dos terceras partes perecerán, y quedará la otra tercera parte. (Zacarías 13, 8)


“O Santo Rosário é a arma daqueles que querem vencer todas as batalhas.” São Padre Pio de Pietrelcina