4. Vio Dios que la luz estaba bien, y apartó Dios la luz de la oscuridad;




“Diante de Deus ajoelhe-se sempre.” São Padre Pio de Pietrelcina