Fundar 105 Resultados para: vivientes

  • También pasó al filo de la espada a todos los seres vivientes que había en ella, consagrándolos al exterminio total. No quedó nada con vida, y Jasor fue incendiada. (Josué 11, 11)

  • Y si un hombre se alza para perseguirte y atentar contra tu vida, la vida de mi señor estará bien guardada en la bolsa de los vivientes, junto al Señor, tu Dios, mientras que él revoleará con su honda la vida de tus enemigos. (I Samuel 25, 29)

  • Entonces Rafael llamó aparte a los dos y les dijo: "Bendigan a Dios, y celébrenlo delante de todos los vivientes por los bienes que él les ha concedido, para que todos bendigan y alaben su Nombre. Hagan conocer debidamente a todos los hombres las obras de Dios y nunca dejen de celebrarlo. (Tobías 12, 6)

  • pero allí les ha mostrado su grandeza. Exáltenlo ante todos los vivientes porque él es nuestro Señor, nuestro Dios y nuestro Padre, él es Dios por todos los siglos. (Tobías 13, 4)

  • ¡Por la vida de Nabucodonosor, rey de toda la tierra, y por el poder de él, que te envió para poner en orden a todos los vivientes! Gracias a ti, no sólo lo sirven los hombres, sino que también, gracias a tu fuerza, las fieras, el ganado y las aves del cielo vivirán sometidos a Nabucodonosor y a toda su dinastía. (Judit 11, 7)

  • El hombre no conoce su camino ni se la encuentra en la tierra de los vivientes. (Job 28, 13)

  • Ella se oculta a los ojos de todos los vivientes y se esconde de los pájaros del cielo. (Job 28, 21)

  • Sí, ya lo sé, me llevas a la muerte, al lugar de reunión de todos los vivientes. (Job 30, 23)

  • para hacer volver su vida de la Fosa e iluminarlo con la luz de los vivientes. (Job 33, 30)

  • todos los vivientes expirarían a la vez y los hombres volverían al polvo. (Job 34, 15)

  • Yo creo que contemplaré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. (Salmos 27, 13)

  • Por eso Dios te derribará, te destruirá para siempre, te arrojará de tu carpa, te arrancará de la tierra de los vivientes.Pausa (Salmos 52, 7)


“O passado não conta mais para o Senhor. O que conta é o presente e estar atento e pronto para reparar o que foi feito.” São Padre Pio de Pietrelcina