15. Por consiguiente, así habla Yavé: Estos profetas, que profetizan en mi nombre, siendo que yo no los he mandado, y que declaran que en este país no habrá ni espada ni hambre; estos profetas morirán, justamente, por espada y por hambre.




Livros sugeridos



“Diante de Deus ajoelhe-se sempre.” São Padre Pio de Pietrelcina