1. Yo levanté de nuevo los ojos y tuve una visión: Había un rollo que volaba.

2. El ángel me preguntó: "¿Qué ves?". Yo le respondí: "Veo un rollo que vuela: tiene diez metros de largo por cinco de ancho".

3. Él me dijo: "Esta es la Maldición que se desencadena sobre todo el país. Porque según lo escrito de un lado, todo ladrón será eliminado, y según lo escrito del otro, todo perjuro será eliminado.

4. Yo la desencadenaré -oráculo del Señor de los ejércitos-: ella entrará en la casa del ladrón y en la casa del que jura falsamente por mi Nombre; se instalará en medio de su casa, y la consumirá junto con sus maderas y sus piedras".

5. El ángel que hablaba conmigo se adelantó y me dijo: "Levanta los ojos y mira qué es eso que avanza".

6. Yo le pregunté: "¿Qué es eso?". Él me respondió: "Es un recipiente que avanza". Él agregó: "Esta es la culpa de ellos en todo el país".

7. Entonces se levantó un disco de plomo, y vi una mujer instalada en el interior del recipiente.

8. El ángel me dijo: "Esta es la Maldad". Luego la arrojó al interior del recipiente y arrojó la masa de plomo sobre la abertura.

9. Yo levanté los ojos y tuve una visión. Había dos mujeres que avanzaban. El viento soplaba en sus alas: ellas tenías dos alas como las de la cigüeña, y levantaron el recipiente entre la tierra y el cielo.

10. Yo pregunté al ángel que hablaba conmigo: "¿A dónde llevan el recipiente?".

11. Él me respondió: "Le van a edificar una casa en la tierra de Senaar, y cuando esté preparada, la colocarán sobre su pedestal".



Livros sugeridos


“O grau sublime da humildade é não só reconhecer a abnegação, mas amá-la.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.