1. Proverbios de Salomón. Un hijo sabio es la alegría de su padre, pero un hijo necio es la aflicción de su madre.

2. Tesoros mal adquiridos no sirven de nada, pero la justicia libra de la muerte.

3. El Señor no deja que el justo sufra hambre, pero rechaza la avidez de los malvados.

4. La mano indolente empobrece, pero el brazo laborioso enriquece.

5. El que junta en verano es un hombre precavido, el que duerme en la cosecha es despreciable.

6. Las bendiciones descienden sobre el justo, la boca de los malvados encubre la violencia.

7. La memoria del justo es bendecida, pero el nombre de los malvados se pudrirá.

8. El de corazón sabio acepta los mandamientos, pero el de labios necios va a la perdición.

9. El que camina con integridad camina seguro, el que sigue caminos tortuosos será descubierto.

10. El que guiña el ojo hace sufrir, el que reprende con franqueza da tranquilidad.

11. La boca del justo es una fuente de vida, pero la de los malvados encubre la violencia.

12. El odio provoca altercados, pero el amor cubre todas las faltas.

13. En labios del inteligente se encuentra la sabiduría, y la vara es para las espaldas del insensato.

14. Los sabios atesoran la ciencia, pero la boca del necio es una ruina inminente.

15. La fortuna del rico es su plaza fuerte, la pobreza de los débiles es su ruina.

16. El salario del justo lleva a la vida, la renta del impío, al pecado.

17. El que respeta la instrucción camina hacia la vida, pero el que rechaza la reprensión se extravía.

18. El que disimula su odio tiene labios mentirosos, y el que levanta una calumnia es un necio.

19. Donde abundan las palabras nunca falta el pecado, el que refrena sus labios es un hombre precavido.

20. Plata acrisolada es la lengua del justo, el corazón de los malvados no vale gran cosa.

21. Los labios del justo sustentan a muchos, pero los necios mueren por falta de sensatez.

22. La bendición del Señor es la que enriquece, y nada le añade nuestro esfuerzo.

23. Cometer una infamia es una diversión para el insensato, y lo mismo es la sabiduría para el hombre inteligente.

24. Al malvado le sucederá lo que teme, y a los justos se les dará lo que desean.

25. Pasa la tormenta, y ya no existe el malvado, pero el justo tiene cimientos eternos.

26. Como vinagre para los dientes y humo para los ojos, así es el perezoso para el que le da un encargo.

27. El temor del Señor acrecienta los días, pero los años de los malvados serán acortados.

28. La esperanza de los justos es alegre, pero la expectativa de los malvados se desvanecerá.

29. El camino del Señor es refugio para el hombre íntegro y ruina para los que hacen el mal.

30. El justo no vacilará jamás, pero los malvados no habitarán la tierra.

31. De la boca del justo brota la sabiduría, pero la lengua perversa será extirpada.

32. Los labios del justo destilan benevolencia, y la boca de los malvados, perversidad.



Livros sugeridos


“Não se desencoraje, pois, se na alma existe o contínuo esforço de melhorar, no final o Senhor a premia fazendo nela florir, de repente, todas as virtudes como num jardim florido.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.