1. Oráculo sobre Egipto. ¡Miren al Señor que entra en Egipto, montado sobre una nube ligera! Ante él vacilan los ídolos de Egipto, y el corazón de Egipto se disuelve en su interior.

2. Yo incitaré a egipcios contra egipcios y combatirán hermano contra hermano, amigo contra amigo, ciudad contra ciudad, reino contra reino.

3. El espíritu de Egipto se desvanecerá en su interior, yo confundiré sus designios, y ellos consultarán a ídolos y encantadores, a nigromantes y adivinos.

4. Entregaré a los egipcios en manos de un amo implacable, y un rey cruel los dominará -oráculo del Señor de los ejércitos-.

5. Las aguas del mar se secarán y el Río quedará árido y reseco;

6. los canales apestarán, los Nilos de Egipto bajarán hasta secarse, las cañas y los juncos se marchitarán.

7. Toda la vegetación de los bordes del Nilo y todas las plantas sembradas junto a él se secarán: serán arrasadas y desaparecerán.

8. Gemirán los pescadores, los que arrojan el anzuelo en el Nilo estarán de duelo, y desfallecerán los que echan la red sobre las aguas.

9. Los que trabajan el lino quedarán defraudados, las cardadoras y los tejedores se pondrán lívidos,

10. sus tejedores se sentirán acongojados y todos los asalariados, afligidos.

11. ¡Qué necios son los príncipes de Soán! ¡Los más sabios consejeros del Faraón forman un consejo de estúpidos! ¿Como pueden ustedes decir al Faraón: "Yo soy hijo de sabios, hijo de antiguos reyes"?

12. ¿Dónde están tus sabios? ¡Vamos, que te anuncien y te den a conocer lo que el Señor de los ejércitos ha proyectado contra Egipto!

13. ¡Se han enloquecido los príncipes de Soán, se ilusionan los príncipes de Nof, los dignatarios de sus tribus han extraviado a Egipto!

14. El Señor ha derramado en medio de ellos un espíritu de vértigo, y ellos extravían a Egipto en todo lo que emprende, como pierde pie el borracho cuando vomita.

15. Y no será para provecho de Egipto nada de lo que hagan la cabeza y la cola, la palmera y el junco.

16. Aquel día, los egipcios serán como mujeres: temblarán y estarán aterrorizados ante la mano amenazadora del Señor de los ejércitos, que él agitará contra ellos.

17. La tierra de Judá será el espanto de Egipto: cada vez que se la mencione, Egipto temblará a causa del designio que el Señor ha proyectado contra él.

18. Aquel día, habrá en la tierra de Egipto cinco ciudades que hablarán la lengua de Canaán y jurarán por el Señor de los ejércitos; una de ellas se llamará Ciudad del Sol.

19. Aquel día, habrá un altar para el Señor en medio del país de Egipto, y una estela para el Señor junto a la frontera.

20. Esto servirá de señal y de testimonio para el Señor de los ejércitos en el país de Egipto. Cuando ellos clamen al Señor a causa de sus opresores, él les enviará un salvador y un defensor, para que los libre.

21. El Señor se dará a conocer a los egipcios, y los egipcios conocerán al Señor en aquel día. Lo servirán con sacrificios y oblaciones; harán votos al Señor y los cumplirán.

22. El Señor herirá a Egipto, pero sólo para sanarlo. Ellos se volverán al Señor, y él los escuchará y los sanará.

23. Aquel día, habrá un camino entre Egipto y Asiria: los asirios irán a Egipto, y los egipcios a Asiria; y Egipto rendirá culto junto con Asiria.

24. Aquel día, estarán juntos los tres, Egipto, Asiria e Israel, y este será una bendición en medio de la tierra.

25. El Señor de los ejércitos los bendecirá, diciendo: "Bendito sea Egipto, mi pueblo, y Asiria, la obra de mis manos, e Israel, mi herencia".



Livros sugeridos


“Seja grato e beije docemente a mão de Deus. É sempre a mão de um pai que pune porque lhe quer bem” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.