1. Se me comunicó esta palabra de Yavé:

2. "Hijo de hombre, vuélvete hacia los Amonitas y profetiza contra ellos. Dirás esto a los hijos de Amón de parte de Yavé: Te reías mucho cuando mi Templo fue profanado, cuando la tierra de Israel fue devastada y el pueblo de Judá partió a la cautividad.

4. Pues bien, por eso, te voy a entregar en manos de los hijos de Oriente; vendrán a acampar en tu tierra, en ella instalarán sus tiendas, comerán tus frutos y tomarán tu leche.

5. Convertiré a Rabba en un potrero para los camellos, y a la tierra de Amón en un corral para las ovejas; entonces sabrán que yo soy Yavé.

6. Porque esto dice Yavé: Aplaudiste con ganas y zapateaste, te reiste con sarcasmo de la tierra de Israel.

7. Pues bien, por eso, levanto mi mano en contra tuya; te convertirás en pasto de las naciones, haré que desaparezcas de entre los pueblos y ya no serás más un país. Entonces sabrás que yo soy Yavé.

8. Esta es otra palabra de Yavé: Moab dijo que la casa de Judá era como todas las demás naciones.

9. Por eso mismo abriré el flanco de Moab y arrasaré de una frontera a otra con esas ciudades que son el ornato del país: Bet-Jerimot, Baal-Meón y Cariataim.

10. Igual que a los amonitas los entregaré a los hijos de Oriente y no se acordarán más de ellos entre las naciones.

11. Cuando castigue a Moab, sabrán que yo soy Yavé.

12. Esto dice Yavé: Edom se vengó de la gente de Judá pero esa venganza le va a costar caro.

13. Esto dice Yavé: Levantaré mi mano en contra de Edom y acabaré con hombres y animales; lo convertiré en un desierto: Desde Temán a Dedán caerán por la espada.

14. Le encomendaré a mi pueblo de Israel mi venganza contra Edom; tratará a Edom según mi cólera y mi furor; y reconocerán mi venganza -palabra de Yavé.

15. Esto dice Yavé: Los filisteos se vengaron, se vengaron con desprecio y con odio, destruyeron con un odio sin límites.

16. Pues bien, esto dice Yavé: Me preparo para levantar mi mano en contra de los filisteos. Eliminaré a los quereteos y destruiré lo que queda de los habitantes de la costa.

17. Me vengaré de manera terrible: entonces sabrán que yo soy Yavé.



Livros sugeridos


“Pode-se manter a paz de espírito mesmo no meio das tempestades da vida”. São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.